Alimentación e Impresión 3D


La impresión 3D se está introduciendo en casi todos los ámbitos de la producción industrial. Ahora mismo tiene grandes aplicaciones en medicina, se comienza a utilizar en el diseño de moda e, incluso, se prevé su uso para la fabricación de coches:

La que posiblemente es su la aplicación más polémica es la de la industria alimentaria. De todas formas, ¿quién desea comer un filete artificial? Pero no por esto se ha detenido el avance en este sector de la impresión 3D, sino que ya cuenta con varias impresoras en fase de desarrollo.

comida - 01 3D milkLa primera es la 3D Milk Machine, una impresora ya desarrollada, que mediante una pasta moldeable de leche, permite la creación de pequeñas piezas comestibles dulces o saladas.

 

Una empresa con un proyecto muy osado es Modern Meadow. Ubicada en Nueva York (USA), ya ha invertido más de 300.000 dólares en el desarrollo de una impresora capaz de imprimir carne comestible. Aseguran que el producto final será apto para veganos y aportará las mismas proteínas que la carne normal, pero sin dañar a ningún animal.

La NASA también está tratando de desarrollar esta tecnología de manera activa. Esta vez su interés en la comida artificial es evidente: la agencia espacial espera que tal sistema podría proporcionar a los astronautas alimento durante estancias de larga duración en el espacio. Aunque Anjan Contractor, el ingeniero al que la NASA le ha encargado el prototipo, aspira a una meta mucho más elevada: terminar con la escasez de alimentos a nivel mundial.

Hasta el momento la impresora de Anjan Contractor ha logrado crear una pizza: primero se imprime una capa de masa y después va el resto. Aquí tienes un video.

comida - 02 pizza

En el video se puede apreciar que de momento no se parece demasiado a una pizza (y mucho menos a la imagen que ellos ofrecen), pero lo que si que resulta importante destacar es que esta está hecha a base de comida en polvo y esta resulta muy fácil de almacenar y conservar durante largos períodos de tiempo.

Aún no está claro si la impresión 3D de alimentos se quedará simplemente como algo lúdico relegado a productos de pastelería, como podría ser la 3D Milk Machine, o pertenecerá a un futuro, prácticamente de ciencia ficción, en el que con darle a un botón apareciese un filete por arte de magia. El tiempo lo dirá.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =