Dientes antimicrobianos e impresos en 3D podrían reemplazar a los empastes


01 dienteUna nueva innovación en la impresión 3D puede dar lugar a la próxima sustitución de los rellenos tradicionales que se emplean en los empastes de los dientes.

Investigadores de los Países Bajos han estado trabajando en una nueva tecnología destinada a la industria dental. Estos implantes de dientes de plástico incluyen como novedad sales de amonio que  son resistentes a las bacterias y pueden prevenir la caries dental y otras situaciones problemáticas.

Andreas_Herrmann_dientes“Este material puede matar a las bacterias por contacto y, por otro lado, no es perjudicial para las células humanas.” Según una entrevista de  Jacob Aron del New Scientist, a uno de los investigadores de la Universidad de Groningen, Andreas Herrman.

La adición de materiales alternativos a un polímero básico es uno de los retos actuales en la impresión en 3D. La incorporación de sustancias químicas activas tales como las sales antimicrobianas como las utilizadas aquí podrían proporcionar un gran beneficio a la industria médica, que sería capaz de crear implantes 3D estériles y antimicrobianos para una amplia gama de aplicaciones potenciales.

Según un artículo de los investigadores: “Tenemos un prototipo que es adecuado para su análisis posterior en un entorno clínico. Incluyendo, no sólo las aplicaciones dentales, sino también, aplicaciones ortopédicas para la cadera o rodilla, por ejemplo. El enfoque del desarrollo de polímeros antimicrobianos para imprimir en 3D puede ser fácilmente transferido a otras áreas no médicas, tales como envases de alimentos, purificación del agua o incluso juguetes infantiles.”

iu-dientes

Para probar la eficacia de su plástico antimicrobiano, los investigadores recubrieron muestras de la resina con una mezcla de la saliva y bacterias de la familia de los estreptococos, que son las que provocan la caries dental. El material antimicrobiano mató al 99% de las bacterias, mientras que en otra muestra sin tratar las bacterias continuaban presentes casi al 100%.

Según Herrmann, para aplicar esto a un uso clínico se necesita ampliar la investigación y comprobar la compatibilidad de la resina con la pasta de dientes, aunque los investigadores están seguros de las buenas perspectivas que ofrecen los implantes dentales antimicrobianos. “Es un producto médico con aplicación factible en un futuro próximo, mucho menos tiempo del que se tarda en desarrollar un nuevo medicamento.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − cuatro =