La impresión 3D acerca las obras clásicas a personas con discapacidad visual


Arte invisible 1Desde muy joven, del entusiasta del código abierto y programador de software, Marc Dillon, se vio fascinado por el arte y la tecnología. Después de años de trabajar para Nokia, Dillon decidió que era hora de combinar el arte y la tecnología en un espacio que necesitaba desesperadamente innovación: las experiencias con el arte de las personas invidentes y con discapacidad visual.

Dillon dice que él y su actual empresa, Adventure Club, tuvieron la idea de hacer el arte accesible a los discapacitados visuales con “Invisible Art”. En virtud de este proyecto, ha lanzado recientemente una campaña de Indiegogo, para que artistas voluntarios escaneen y modelen en 3D obras de arte clásicas que después serían impresas. De este modo, a través del tacto, las personas invidentes pueden experimentar piezas visuales clásicas.

Los artistas comienzan a trabajar a partir de una fotografía de alta resolución o mediante la exploración de una pintura. Luego, utilizando un software de modelado 3D, crean una interpretación de la obra clásica, poniendo especial énfasis en la profundidad y en los detalles que realmente se pueden sentir por el tacto. Una vez hecho esto la pieza se puede imprimir en 3D en una gran variedad de materiales, incluyendo plástico, metal, piedra arenisca, resina y cerámica; y pueden después recibir un acabado con tratamientos especiales, como pinturas y esmaltes.

Arte invisible 2

Dillon y Adventure Club están haciendo el proyecto global de código abierto. Esto, por supuesto, va en contra de la cultura del siglo XX de mercantilizar el arte.

Arte invisible 3“Todas las obras de este proyecto estarán libremente disponibles como archivos descargables en 3D que se pueden imprimir en casa. Además son escalables y se podría hacer algo que se pudiera coger con la mano o algo más grande para colocar en una pared o en una mesa.”

Invisible Art está a la caza para organizar su primera exposición. Y en el futuro, según Dillon, el equipo podría experimentar con exposiciones en las que los visitantes con discapacidad visual y las personas con visión normal puedan experimentar el arte de una manera similar. También se baraja la posibilidad de invitar a artistas contemporáneos para interpretar sus propias obras como impresiones en 3D.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =