Novedades en materiales utilizados para impresión 3D


A medida que el coste de las impresoras 3D se abarata también lo hacen los materiales de impresión que necesitan. Hasta el momento se estaban utilizando los termoplásticos, pero muchas empresas están optando por el empleo de otros productos más amigables con el medioambiente y que ofrecen resultados francamente atractivos.

01 termoplastico materiales

Los Termoplásticos se llaman así dada su capacidad para fundirse con el calor. Cuando se expulsan por la boquilla de la impresora entran en contacto con el aire, se enfrían y se solidifican. Dentro de estos los más comunes son los plásticos ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) y los PLA (ácido poliláctico). Ambos se pueden encontrar en todo tipo de colores, incluyendo el dorado y el plateado.

El ABS no es biodegradable pero es muy duro y tenaz, de hecho es el material con el que están fabricadas las piezas de Lego.

El PLA es biodegradable, pero el resultado final no es tan suave como con el ABS. Su temperatura de fusión es más baja que el ABS por lo que necesitamos menos calor para trabajar con él.

Veamos ahora algunos de estos nuevos materiales para impresión 3D:

  • Cemento

02 cemento materiales

El cemento se está empleando en la impresión 3D para crear contruciones. El producto empleado se consigue a partir de un polímero de cemento al que se le añade fibra para aumentar su resistencia.

  • Madera

03 madera materiales

Hay quien se atreve incluso con la madera. En este caso el material de impresión se crea a partir de diferentes tipos de madera reciclada, dando como resultado una impresión 3D rígida y tenaz.

  • Nylon

04 nylon materiales

El nailon en impresión 3D, en concreto el FDM Nylon 12, se emplea en los sectores aeroespacial y de automoción para la fabricación de herramientas de producción, sujecciones y prototipos.

  • Metal

05 metal materiales

Los metales también son aptos para la impresión en 3D. En joyería ya se están empleando este tipo de técnica para la creacción de piezas, pero es la NASA la que más partido le está sacando en la impresión de piezas para motores. Hace bien poco que una compañía alemana, 3D MicroPrint GmbH, ha creado un método para imprimir piezas diminutas utilizando un láser y metal en polvo.

Estos son tan solo algunos ejemplos de los más comunes, pero la lista es mucho más amplia.

Las impresoras 3D tienen un potencial enorme y pueden ser  utilizadas en diversos ámbitos. Dada la cantidad de materiales diferentes con los que se está experimentando, la versatilidad de esta tecnología llegará a muchos sectores industriales y a varios ámbitos de la vida cotidiana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =