Tipos principales de impresoras 3D


Hemos hablado mucho sobre impresión 3D, pero vamos a catalogar las impresoras según la tecnología que emplean:

Impresión por deposición de material fundido (FDM)

fdmNació a finales de los años 80’s y ha sido la tecnología más implementada en este tipo de impresoras, consiste en depositar el material fundido en forma de capas, y siguiendo el prototipo del diseño, va modelando la estructura, el material se seca rápidamente, lo que permite que se vaya solidificando en la medida que va avanzando la impresión. Utiliza el plástico como principal material de modelado (normalmente ABS o PLA). Se trata del método de impresión 3D más implementado en las impresoras domésticas. La Frax3D es una impresora de este tipo.

Impresión 3D de sinterización selectiva por láser (SLS)

Igualmente éste método se originó a mediados de los 80’s, con la ventaja que permitía la utilización de una gran cantidad de diversos materiales en estado micronizado, es decir, en polvo. Sustancias y compuestos de productos como cerámicas, vidrios, textiles, nylon, finamente triturado se disponen de manera que van emergiendo de la base, al ser impactados por el láser, el material se funde momentáneamente para luego solidificarse y continuar con el procedimiento. Este método brinda un mejor uso del material, puesto que se queda en el mismo lugar donde se colocó inicialmente, y sirve para próximas impresiones.

sls

Estereolitografía (SLA)

slaTecnología patentada por el propio creador de lo que hoy en día conocemos como impresoras 3D, Chuck Hull. Guarda varias similitudes con la impresión SLS. Primeramente, ambas usan láser, e igualmente parte de una base de la cual va progresivamente emergiendo la sustancia, que en este caso es un compuesto de resina líquida fotocurable, que, al ser expuesto a la luz del láser, se solidifica prácticamente de manera instantánea, permitiéndole ser mucho más rápida que otros métodos al tiempo que brinda un acabado más detallado en sus piezas.

 

Estas son las principales tecnologías implementadas en la impresión 3D, sin embargo cabe afirmar que están lejos de ser las únicas. El mercado, que crece exponencialmente, se encarga de presentarnos distintas formas de impresión en tres dimensiones, como por ejemplo es el caso de PolyJet photopolymer, el cual mantiene un mecanismo muy similar a todas estas impresiones con la variación que cuenta con la capacidad de depositar tinta de una manera similar que las impresoras convencionales, permitiéndole crear y utilizar coloraciones distintas inclusive en una misma capa (por lo que el objeto tiene el color que escojamos).

A su vez se destaca el Selective Laser Melting (SLM) que, conjuntamente como el SLS y el SLA dispone del láser para fijar su material. En este caso, al igual que el SLS, se trata de un material en estado de polvo (fibras, cerámicas, entre otros) pero que no solamente son fundidos por la luz del láser, sino que el material es derretido antes de pasar a solidificarse. Y el Laminated Object Manufacturing (LOM), que tal cual lo dice su nombre, produce objetos tras la colocación de láminas cortadas con láser en base al diseño del prototipo estructurado. Estas láminas son dispuestas unas encima de otras y pegadas. Es un proceso muy similar al de la creación de la fibra de carbono.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *